Tegucigalpa.- Conductores de buses de las colonias Kennedy y Flor del Campo paralizaron sus unidades hoy, para exigirle al gobierno  más seguridad debido a los últimos acontecimientos en los que han perdido la vida violentamente varios de sus compañeros de trabajo.

Para el caso, ayer en horas de la tarde,  un hombre que conducía una unidad de transporte rapidíto murió calcinado, después de que supuestos mareros le prendieran fuego al automotor.

El lamentable hecho ocurrió a la altura del kilometro cinco de la carretera que de Tegucigalpa conduce al departamento de Olancho, la unidad con registro 608, placas AAL 9440, que cubre la ruta Cerro Grande-Villanueva, tomó fuego en horas del mediodía, informaron elementos del Cuerpo de Bomberos.

Según se indicó, al momento de sofocar el siniestro se encontró en el asiento del conductor a una persona calcinada, la que posteriormente fue identificada como José Luis Midence Vásquez, alias “El Chaparro”.

Datos que hasta el momento maneja la policía reflejan que la víctima fue ultimada y luego quemada junto a la unidad de transporte, lo que se presume sería por el incumplimiento de pago del mal llamado impuesto de guerra que cobran los miembros de distintos grupos antisociales.

Asimismo, se conoció que los conductores de buses de la colonia Estados Unidos y el Sitio, mantienen paralizadas sus unidades de transporte público hace varias semanas por la misma razón.

Por: Edwin Ordóñez

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *