El dirigente obrero, José Luis Baquedano, manifestó que el teletrabajo es una medida que beneficia a los patronos y a los trabajadores, por lo que debería considerarse no cancelarlo en este momento.

Ante el incremento de casos de COVID-19 y la amenaza de la nueva variante Ómicron, la dirigencia obrera considera que no se puede volver a trabajar con el 100 por ciento del personal de forma presencial.

“En este momento que Ómicron está haciendo estragos en el mundo y Honduras no va a ser la excepción, no se debe mantener esa aglomeración de personas en las instituciones públicas o privadas”, dijo Baquedano.

“Los empresarios y el gobierno deben de considerar que el teletrabajo beneficia porque no hay gastos de servicios esenciales como agua y energía, el internet lo paga el trabajador”, manifestó.

“El teletrabajo ayuda a que los padres estén con su familia y que no tenga que arriesgarse diariamente en el transporte público”, añadió.

Hace algunos días, el gobierno extendió una circular para que todos los trabajadores se incorporen en un 100 por ciento a sus labores presenciales.

Explotación

Ante el inminente regreso al teletrabajo, el dirigente obrero exhortó para que no se abuse de los trabajadores y se encomienden las tareas justas.

“Los más beneficiados con el teletrabajo son los empresarios porque el trabajador siempre cumple con la meta y no le pagan horas extras”, señaló.

“Hay trabajadores y trabajadoras que no cumplen con la meta en la hora establecida y se quedan hasta las 10:00 o 11:00 de la noche”, denunció.

“Habría que regular todo eso, no cargar más de 8 horas de trabajo; que proporcionen el internet y la computadora”, finalizó.

Tomado de STN-Noticias

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *