El experto en salud pública, Henry Andino, manifestó que el repunte de contagios de COVID-19 que se ha reportado en los últimos días en Honduras, es producto de la celebración de la fiestas navideñas y de fin de año.

A esto se le suma que la nueva variante de preocupación mundial, Ómicron, ya se ha diseminado por todo el mundo y aunque sea menos virulenta, su capacidad de contagio es mayor que el virus original y que todas las demás variantes.

“El repunte de casos que estamos viendo ahora es por lo que ha ocurrido en las fiestas navideñas”, dijo Andino.

“Otro elemento es que el 35 por ciento de los hondureños que vinieron desde Estados Unidos para las fiestas navideñas, vinieron contagiados”, señaló.

“Por eso es que la pandemia se concentra exclusivamente en Francisco Morazán y en los municipios del Distrito Central, Valle de Ángeles, Santa Lucía, Santa Ana y Ojojona”, explicó.

“Así es como se ha ido introduciendo una nueva variante que probablemente ya la podamos comprobar científicamente acá, esa dinámica de infecciones tan altas nos dice que Ómicron ya circula en el país”, manifestó.

Vacunación

Al respecto, Andino aseguró que la vacuna contra el virus es la alternativa más efectiva para contrarrestar las complicaciones en caso de la infección, identificando a la población no vacunada como la más vulnerable.

“El 50 por ciento de la población ya ha recibido su vacunación, un esquema de dos dosis y casi medio millón de hondureños ha recibido una tercera dosis”, detalló.

“Eso ha ayudado a que muchos de los infectados no generen y progresen a cuadros más intensos que garantizarán una necesidad de hospitalización”, sustentó.

“Tenemos más de un millón de hondureños que todavía no han recibido ni una vacuna y ese es el punto que nos podría complicar porque este es el grupo que podría necesitar asistencia hospitalaria de llevará a infectarse”, finalizó.

Tomado de STN-Noticias

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *