Tegucigalpa. A partir del 30 de abril los hondureños podrán cambiar de operador de telefonía móvil y conservar su línea telefónica una vez que entre en vigor la Ley de portabilidad numérica.

Entre las principales razones que impulsaron la Ley de portabilidad numérica en Honduras está la de generar una mayor competencia y mejoramiento de los servicios que ofrecen las compañías de telefonía móvil a nivel nacional.

Ricardo Cardona, presidente de la Comisión de Telecomunicaciones (Conatel), informó que alrededor de 750 mil usuarios optarán por el cambio de operador en Honduras. Y es que según Cardona, en el país se contabilizan cerca de 7.5 millones de usuarios de telefonía móvil, lo que significa que la Ley de Portabilidad Numérica hará efecto en un 10% de los usuarios. “Es muy difícil poder decirlo, pero nosotros calculamos que en un principio el 10% podría cambiarse o tal vez un poco más”, dijo el funcionario.

El representante de Conatel explicó, además, que “lo que genera esta ley es una competencia atractiva entre los operadores ya que estarán en una lucha para que sus clientes no se muevan y se queden con ellos”, añadió.

La competencia se generó también durante el último mes a través de fuertes campañas mediáticas en las que los operadores luchan por atraer a los usuarios, incluso, hasta los más críticos y rigurosos del sistema.

En ese sentido, los voceros de las dos compañías de telefonía celular que operan en el país se han manifestado sobre el tema. Pamela Coello, gerente de Mercadeo de Claro, indicó que la empresa continuará con los esfuerzos para satisfacer las necesidades de sus clientes y nuevos usuarios, sobre todo mediante la innovación tecnológica y promociones.

Mientras tanto, Larissa Espinal, vocera de Tigo, manifestó que esta empresa estaría presentando promociones y sorpresas para los clientes y nuevos usuarios que quieran formar parte de Tigo. “Estamos listos para recibir la opción de la portabilidad numérica sobre todo porque trae la generación de una competencia sana, innovadora y transparente entre los operadores disponibles y también beneficios a los usuarios”, expresó Espinal.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el 85.1% de los hogares hondureños posee un teléfono móvil y se estima que en la zona urbana el 91.6% de los hogares poseen el aparato, mientras el 78.9% en la zona rural.

Por: Roque J. Galo

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *