San Pedro Sula.- Un conductor de un bus rapidito fue encontrado muerto la mañana de este viernes, a inmediaciones del Estadio Olímpico de la ciudad de San Pedro Sula, informaron fuentes policiales del lugar.
Las autoridades aun no han logrado identificar el nombre de la víctima, quien fue encontrado con un disparo en la cabeza, atado de sus manos y tirado boca abajo en un sector baldío de la zona.

Según hipótesis de las fuentes policiales, al ahora occiso le habrían quitado la vida debido a que el trabajador del servicio de transporte se negó a pagar el mal llamado impuesto de guerra que tiene en zozobra a los conductores de buses, taxis y dueños del negocio del territorio nacional.

El comisionado Sánchez Castillo de la Policía Nacional, indicó que la víctima laboraba en la unidad marca Toyota, color blanco, placa AAM-0535 y número de registro 36 de la empresa Entramete, que opera en la ciudad industrial.

Un informe del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH), señala que en el país se registran 79 muertes violentas por cada 100 mil habitantes.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *