Con 25 años de edad y siendo instructora de zumba, la brasileña Maira Americano decidió incursionar en el mundo del futbol. Su gusto no radica en patear un balón o dar indicaciones tácticas, sino en imponer la ley en una cancha desarrollándose como juez de línea en la liga Catarinense de Brasil.

A los 18 años cursó sus estudios como árbitro asistente y el pasado fin de semana vivió uno de los momentos más “bochornosos” en su trayectoria.

Durante el partido Juventus y Chapecoense, el técnico Celso Teixeira le reclamó airadamente y el árbitro central decidió expulsarlo.

En el trayecto al vestuario el entrenador le dijo a Americano “¡Voy a salir, mamacita!”, lo que fue considerado como un agravio por la prensa local.

Perdona al entrenador

Tras el incidente, la jueza de línea perdonó a Teixiera debido a que no tomó sus palabras como un insulto, sino como una reacción lógica por ser expulsado. “Lo escuché, pero estaba enfocada en el juego. Después el cuarto árbitro lo incluyó en el acta. Fue un acto de impulso, pero no lo veo como malicia”, declaró a Globoesporte.

Acostumbrada a todo tipo de piropos y frases desagradables, la asistente brasileña sabe que su belleza física es atractiva y genera reacciones diversas, no obstante prefiere enfocarse en un objetivo: “mostrar que la mujer entiende y tiene poder y la capacidad de trabajar en un partido de futbol”.

(Yahoo Noticias)

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *