La ciudad colonial de Comayagua inició con fe y religiosidad las celebraciones de la Semana Santa, con la participación de la feligresía católica, que acompaña las actividades programadas para tan importante fecha.

Un procesión que salió desde la Iglesia La Caridad marcó, marco el inicio de una serie de eventos religiosos en los que se recuerda la pasión y muerte del Jesucristo.

Personas de diferentes lugares del país visitan la ex capital de Honduras para vivir una de las fiestas tradicionales que han permitido ganarse una gran fama a la zona central por la creatividad en la celebración de los eventos religiosos que marcan la época.

La procesión del desprendimiento o del silencio, mueve a muchos turistas nacionales y extranjeros quienes con mucho fervor se vuelven parte del actividades de la semana mayor.

Las tradicionales alfombras que se elaboran desde aproximadamente 70 años, movilizan a miles de hondureños que disfrutan de la vistosidad y arte de quienes las confeccionan y hacen recordar el sacrificio del hijo de Dios hace más de 2 mil años.

Por: Luis Almendares

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *