San Marcos Ocotepeque._ Los feligreses de San Marcos de Ocotepeque, iniciaron con gran fervor las celebraciones de la Semana Santa, con una concurrida procesión en la celebración del Domingo de Ramos.

Las calles de la comunidad se inundaron de fieles devotos, que acompañaron el recorrido para recordad la entrada de Jesús el Nazareno a Jerusalén.

El sacerdote Walter Amaya, en su mensaje pidió al Señor entrar en el corazón de cada uno de los asistentes a la misa, para vivir una mejor vida en Cristo.

“Muchos andan aquí para bendecir su ramo, otros porque es el único día que llegan a la iglesia, pero este domingo ojalá sea para San Marcos Ocotepeque, un domingo que Jesús more en el corazón de cada uno de ustedes” manifestó Amaya.

Por: José Alemán

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *