Que Dani Alves recogiera y se comiera el plátano que le lanzaron en el campo del Villarreal, un gesto que ha generado una oleada mundial de mensajes en contra del racismo, tiene un trasfondo que le quita la esencia de espontáneo.

Todo era un gesto que estaba dentro de una campaña publicitaria que quería iniciar Neymar y que ya estaba gestando una agencia de publicidad. Pero en el Madrigal, Alves adelantó todo el proceso.

Fue precisamente Neymar en primero en colgar en la redes sociales una foto con un plátano y el hashtag #todossomosmacacos. Ese era el eslogan que había preparado el futbolista brasileño junto a la agencia brasileña Lodduca. Una vez Neymar hizo público la foto y el mensaje, el efecto domino ha alcanzado todo el mundo: infinidad de futbolistas, deportistas, políticos,… todos en contra del racismo.

La campaña estaba preparada hasta tal punto que Luciano Huck, presentador de televisión en Brasil y amigo personal de Neymar, ya ha comenzado a vender, a través de su línea de ropa, una camiseta con el platano y tres inscripiciones: #somostodosmacacos, respeto y somos iguales.

El inicio de la idea

La idea de Neymar de comenzar una campaña contra el racismo habría surgido el día que el Barcelona se enfrentó al Espanyol en el estadio de Cornellá-El Prat. Ese día, tal y como cuenta Fernando Kallas en el diario ‘As’, Neymar y Alves acabaron hastiados de los insultos racistas que recibieron y de ver como le cayó algún plátano desde la grada.

Por eso, Neymar contactó con la agencia de publicidad y decidieron que el futbolista del Barcelona se iba a comer el siguiente plátano que le tiraran. Finalmente fue Alves el que lo hizo pero el efecto ha sido mayor de lo que esperaban.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *