Tegucigalpa.- El Secretario de Desarrollo e Inclusión Social, Lisandro Rosales, dijo hoy que los “maestros hacían lo que querían con el Bono 10 mil pero eso ya se terminó”, por lo que hoy hay un mayor control gubernamental.

El funcionario denunció que en la pasada administración (2006-2010) los docentes eran los que se encargaban de armar los listados de las personas que serían beneficiadas con ese apoyo del Gobierno de la República.

En consecuencia, Rosales sostuvo que ya iniciaron con el proceso de depuración de esos listados, con el objetivo de beneficiar a 835 mil familias que se encuentran por debajo de la línea de la pobreza.

Además, aseguró que ya identificaron 22 mil familias que no cumplían con la responsabilidad de mantener sus hijos en las escuelas o que los mismos ya finalizaron su educación primaria..

Según un informe del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh), un 34 por ciento de la población rural que recibe el beneficio gubernamental del Bono diez mil, no son de la lista de pobres, además señala que en el país, por diversos factores existen 2 millones de nuevos pobres.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *