Tegucigalpa.- El analista hondureño Raúl Pineda, aconsejó hoy al gobierno que en lugar de pensar en la construcción de centros penales debe trabajar en una estructura para que las cárceles de Honduras no sean universidades criminales.

A criterio del analista, el Estado debe iniciar primero a trabajar para tomar el control de las cárceles de Tegucigalpa y San Pedro Sula, porque según aseguró aun no lo tiene.

Asimismo, recomendó ocuparse en el sistema de aduanas y custodia “porque las armas que entran a los penales y las drogas que entran a los penales entran precisamente por los custodios, cuando usted termine con la corrupción de los custodios en las cárceles no va haber ni drogas ni armas, se va reducir drásticamente la violencia”.

Por consiguiente, invitó al gobierno a hacer una clasificación de presos, porque según él no se puede tener condenados con sentenciados, al mismo tiempo que lamentó que el modulo de privados de libertad de alta peligrosidad este casi vacío y mal construido.

Por último, el entrevistado abogó porque se trabaje en la reforma penitenciaria, que a su criterio es más importante que la reforma policial, para que las cárceles sean realmente centros de seguridad, orden y rehabilitación y “no matrices o universidades del crimen donde el que entra malo sale peor”.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *