La Iglesia Católica llamó hoy al Espíritu Santo para que pueda posar en cada uno de los hondureños y se les renueve el alma porque según el mensaje de la Homilía Dominical, “pareciera que ya no tienen lugar para Dios”.

El Cardenal Oscar Andrés Rodríguez lamentó que ya no se puede caminar por las ciudades del país y se debe mantener las puertas cerradas permanentemente “son ciudades amuralladas con portones y verjas, ¿por qué?, porque no está el espíritu de Dios”.

“Porque no está el espíritu de Dios, porque no está el espíritu santo, porque se ha filtrado el mal, porque está el pecado que es lo contrario al espíritu del señor, la situación de la primera comunidad después de la muerte de Jesús quedan cerradas las puertas por miedo, el miedo y la inseguridad que viven y vivían los discípulos que no tenían la experiencia de Jesús resucitado” reflexionó el prelado.

¿Cómo están las puertas de nuestra vida, como están la puerta de nuestro corazón? Se preguntó

Rodríguez Maradiaga añadió que “la ambición de poder que divide al mundo la ambición de dinero, cuanto se hace con todo el poder y dejan a un lado a Dios, en lugar de construir destruyen es por eso que el mundo no se encuentra en la paz, porque se ha apartado a Dios de la vida de la cultura de la sociedad y por consiguiente viene la confusión”.

“El mejor regalo que nos hace Jesús es su santo espíritu, un espíritu de verdad y de vida, de alegría y esperanza”, finalizó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *