El partido entre Chile y Australia del Grupo B del Mundial dejó una de las imágenes más bonitas del Mundial y quizás de toda la historia de la Copa del Mundo.

Fue a la salida de los jugadores al césped del Arena Pantanal de Cuiabà cuando se dio la magnífica instantánea en la que el protagonista fue Mark Bresciano.

El jugador australiano, al igual que el resto de futbolistas, fue acompañado desde el túnel de vestuarios hasta el campo por un niño. Pero el chaval que iba de la mano del jugador de los ‘Socceroos’ iba en muletas.

Por eso, y cuando era el momento de los himnos nacionales, el niño no pudo agacharse para atarse los cordones de la zapatillas. Pero ahí estaba Bresciano, que rompió el protocolo para ayudar al chico. La imagen ha inundado las redes sociales y los elogios al australiano igual.

No es la primera vez que un niño es protagonista en este Mundial. En uno de los entrenamientos de Brasil, un chaval saltó al campo para acercarse a sus ídolos y fue Neymar el que, primero evitó que lo parara la policía y luego se encargó de sacar las fotos del niño con los jugadores de la canarinha.

es.eurosport.yahoo.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *