El Presidente Juan Orlando Hernández aseguró este jueves en La Ceiba, Atlántida, que se castigará con todo el peso de la ley a los empleados que no atendieron de manera oportuna al paciente Alfonso Cabrera, que murió el miércoles por la noche en el hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula.

“Ya empezó la intervención del Mario Catarino Rivas en San Pedro Sula desde esta mañana con la fuerza pública y se van a suspender a ciertos funcionarios para investigarlos”, aseguró el Gobernante hondureño.

“A quienes estaban en la sala donde este compatriota fue dejado en el abandono, tienen que pagar para dejar sentado un precedente. No es justo que no se tome en cuenta la dignidad de la persona humana, aunque sea alguien humilde, eso es algo inaudito que en un hospital público una persona tenga gusanos y que muera sin que nadie lo atienda”, acotó.

“Es un antecedente que dejaré en Honduras, para dictar un precedente que el empleado que esté en un centro asistencial público y privado de salud cumpla con su compromiso de atender a la población. Esa es la instrucción que di desde hace dos semanas y se ratificó anoche y ya está en proceso”, agregó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *