Un sismo de magnitud 6,3 remeció el sudoeste de China el domingo, matando al menos a 150 personas en un área montañosa remota de la provincia de Yunnan e hizo que algunos edificios se derrumbaran, incluyendo una escuela.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que el sismo se registró a una profundidad superficial, de menos de 1,6 kilómetros.

Medios estatales chinos informaron que el movimiento telúrico se sintió más fuerte en Yunnan, así como también las provincias adyacentes de Guizhou y Sichuan.

La agencia oficial de noticias Xinhua dijo que el epicentro se ubicó en el poblado de Longtoushan, en el condado de Ludian de la provincia de Yunnan.

Las comunicaciones se han visto seriamente afectadas y los rescatistas están llegando al lugar, según el reporte.

Fotografías subidas a Internet por medios estatales mostraban a soldados transportando a heridos y autos dañados por ladrillos que cayeron desde edificios.

Muchas personas salieron de los edificios hacia la calle tras el sismo, se cortó el suministro eléctrico y al menos una escuela colapsó, agregó Xinhua.

El Gobierno enviará 2.000 tiendas de campaña, 3.000 camas, 3.000 colchones y 3.000 abrigos a la zona del desastre, según el reporte.

China es afectada a menudo por sismos en esa parte del país. En 2008, un terremoto en Sichuan mató a casi 70.000 personas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *