El Papa Francisco ha pedido hoy «a la comunidad internacional que proteja a todas las víctimas de la violencia en Irak» tras la reanudación de las operaciones militares estadounidenses en el país.

A través de varios comentarios publicados en su cuenta de Twitter, el Pontífice también ha solicitado a «todas las parroquias y comunidades católicas que, en este fin de semana, dediquen una oración especial por los cristianos iraquíes».

Por su parte, el Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) ha firmado una declaración en la que ha expresado su «gran preocupación por lo que está sucediendo en Irak» y, en concreto, «por la persecución de los cristianos, que tiene lugar en el norte del país».

«Unidos a la oración del Papa y de todos los que sufren, queremos expresar el sentimiento de nuestros fieles y de la Iglesia Católica en Europa», ha añadido.

Asimismo, ha puesto de manifiesto su «cercanía espiritual» y ha reiterado el llamamiento a la comunidad internacional «para que pueda hacer aún más para poner fin a esta tragedia». «No podemos dejar de esperar que se detengan las armas lo antes posible y que el orden vuelva a brindar esperanza», reza la declaración, firmada por el presidente y el vicepresidente del CEEE, Peter Erdo y Angelo Bagnasco, respectivamente.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *