La rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, manifestó que un recorte presupuestario de 206 millones de lempiras, complicaría la asistencia médica que ofrece el Hospital Escuela Universitario (HEU). “Buscaremos demostrar con cifras que la asignaciòn financiera con el que cuenta HEU es necesaria para su funcionamiento”, reaccionó la funcionaria académica ante el referido anuncio gubernamental.

“Nuestra tarea será que no se nos reduzca el presupuesto, porque nosotros más bien estábamos buscando un incremento; creo que vamos a tener que demostrar con muchas cifras y mucha transparencia, cómo se está gastando los rubros”, acotó Castellanos.

Fue del parecer que este recorte presupuestario significa más del 50 por ciento de los recursos que tiene asignado el HEU para la compra de medicamentos e insumos médicos.

Cabe destacar que en 2012, el presupuesto del Hospital fue de 1,222 millones de lempiras y en 2013 de 1,441 millones. El incremento fue otorgado por el gobierno para atender exclusivamente a los pacientes con insuficiencia renal, mientras que el resto de servicios clínicos se manejaron con los mismos recursos.

“En los pacientes renales se gastan más de 100 millones de lempiras al año para realizarles una diálisis, por lo tanto, una reducción de este presupuesto impactaría a pacientes renales y oncológicos”, explicó la socióloga.

Funcionamiento

La presidenta de la Junta Directiva del HEU, Elsa Palou, explicó que para que el Hospital funcione correctamente con las mejores condiciones se necesitaba de un presupuesto aproximado de 2,200 millones de lempiras.

Según detalló Palou, las finanzas del HEU se reducirán en el 2015, ya que el Gobierno de la República anunció un recorte de 206 millones de lempiras al presupuesto de este centro asistencial, situación que mermará la compra de medicinas y materiales quirúrgicos.

Con la reducción de las finanzas, el presupuesto previsto en 2015 para el principal centro asistencial del país será de 1, 214 millones de lempiras, que representará una merma aproximada del 14 %, con respecto al presupuesto del 2014.

Antecedentes

En julio del 2012, la UNAH asumió la administración del Hospital Escuela Universitario (HEU), desde esa fecha el principal centro asistencial del país ha saneado sustancialmente sus finanzas, cerrando el 2013 sin deudas.

Hasta la fecha se cumple dos años desde que el Gobierno de la República, durante la administración del ex presidente, Porfirio Lobo Sosa, otorgará por 15 años la administración del HEU a la Máxima Casa de Estudios.

Cabe señalar que el 2013, fue un año clave para el fortalecimiento del HEU en materia de gobernabilidad, ya que se mantuvo en funcionamiento los 365 días del año, en todas sus áreas operativas, lo que generó 640 mil atenciones médicas, un aumento del 7. 8 % con relación al 2012.

Con las políticas tomadas por la nueva administración, se lograron importantes avances a nivel de consultas, hospitalizaciones, compra de medicamentos e insumos médicos así como la mejora en la programación de cirugías.

Las cifras revelan que en el 2013 se realizaron un total de 28,572 cirugías, entre mayores y menores, 15,762 cirugías más que en 2012, para un incremento de 123%.

El saneamiento de las finanzas públicas de la institución sanitaria, se vio reflejado con la licitación de medicamentos, a principios de enero del año en curso, valorada en 118 millones de lempiras, con el propósito de abastecer al HEU con 285 medicamentos por un período de 9 meses (abril – diciembre).

Los avances en el fortalecimiento de la institucionalidad, provocaron un aumento de la confianza de la comunidad internacional, como la participación del Gobierno de Japón que apoyó financieramente la creación de una sala de alto riesgo dentro del materno infantil, cuya inversión ascendió a los 10 millones de lempiras.

El recinto consta de 1,046 metros cuadrados dividido en cuatro áreas: hospitalización, ultrasonido, monitoreo y administración. La inversión del equipo médico tuvo un costo de 2.3 millones de lempiras, entre los que se destacan monitores fetales, aparatos para toma de presión y ultrasonidos, bombas de infusión, equipo complementario (camas manuales, eléctricas), entre otros

Fuente: Presencia Universitaria

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *