Tegucigalpa.- Más de 120 millones de lempiras requieren las autoridades de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Hondutel), para honrar la deuda que tiene con empleados que pusieron su renuncia de forma voluntaria.

El Presidente del Sindicato de Trabajadores de Hondutel, Orlando Mejía, aceptó que el gerente general de la estatal de comunicaciones, Jesús Mejía ha hecho todo lo posible para cancelar las prestaciones a más de 900 empleados que se retiraron de la empresa.

No obstante, comentó que en los últimos días han tenido varias complicaciones debido a la no aprobación de un préstamo de 120 millones de lempiras que iba a servir para sanar la deuda.

“En este momento se ha pagado alrededor de 120 millones en prestaciones, pero si se necesita 120 millones más para cumplir con todo, porque algunos no se les ha pagado en su totalidad y hay una parte de empleados que está esperando que se le pague”, subrayó.

Alrededor de 900 empleados de Hondutel se retiraron voluntariamente de la institución con el fin de salvar de la banca rota al ente que por muchos años fue la gallinita de oro para el Estado de Honduras.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *