Tegucigalpa. La Directora de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), Lolis María Salas Montes se reunió con autoridades de la Corte Suprema de Justicia, Fiscalía de la Niñez del Ministerio Público, operadoras y operadores del Sistema de Justicia Penal Especial, así como con representantes de la Cooperación Internacional con la finalidad de proyectar el diseño de una de una Ruta de Acción que permita la implementación efectiva del Libro Tercero del Código de la Niñez y la Adolescencia.

Salas Montes dijo que la DINAF como ente rector del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñez, Adolescencia y Familia asumirá la responsabilidad de los centros de internamiento de adolescentes infractores, para lo cual se requiere contar con la capacidad técnica y presupuestaria necesaria para poder operar a nivel nacional, en vista que se trabajará ante situaciones que implican la aplicación de medidas privativas y no privativas de libertad para aquellos adolescentes que han infringido la normativa penal, según lo dispuesto en el Código de la Niñez y la Adolescencia.

“Queremos trabajar con mucha fuerza y de forma articulada en materia de prevención para que muchas de estas infracciones se eviten, advertir a las y lo adolecentes, mediante campañas de sensibilización lo que implica la comisión de infracciones a la ley”, refirió.

Además señaló la importancia de llamar el apoyo de la empresa privada, las alcaldías municipales, las organizaciones no gubernamentales, iglesias y el mismo Estado a través de sus diferentes instituciones para apoyar a aquellos jóvenes que ya han infringido la normativa penal y se encuentran internos asumiendo su responsabilidad por haber participado en la comisión de delitos.

Se contempla que mientras cumplen con sus medidas privativas de libertad puedan ser asistidos de forma integral con procesos de reinserción social y educativa, mediante apoyo técnico, vocacional, en materia de salud, educación, formación en valores, entre otros, y para favorecer y apoyar jóvenes que aún no han participado en la comisión de infracciones, para que puedan ser advertidos con campañas de sensibilización sobre las consecuencias de cometerlas, así como para ofrecerles oportunidades de trabajo y de formación profesional.

Asimismo, dijo que analizaron sobre el flujo de los procesos judiciales que se ventilan en los Juzgados de Letras de la Niñez a nivel nacional, cuál es el papel que juega la Defensa Pública y cómo la cooperación internacional puede apoyar a fortalecer todas estas iniciativas de manera articulada.

También señaló que la DINAF está revisando en la Justicia Penal Especial, cuál es el nivel de responsabilidad que les corresponde para certificar a todas las organizaciones a nivel nacional en asocio con la Unidad de Registro y Seguimiento de las Asociaciones Civiles (URSAC) que pueden apoyar el proceso de atención a las y los jóvenes infractores a la ley.

Salas agregó que en Honduras existen más de 14 mil personas privadas de libertad, dentro de ese universo se encuentran 328 jóvenes infractores, de los cuales 62 casos son por extorsión, 36 por robo, 15 por portación de armas y 25 casos por violación especial, entre otros.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *