Tegucigalpa.- A criterio de la Fiscal de los Derechos Humanos, Soraya Morales, la falta de medicamentos en los hospitales públicos del país es un atentado contra la salud de los hondureños.

Ante tal agravante, la entrevistada no descartó deducir responsabilidades a las autoridades del ente de salud, por tal situación en la que se encuentra la población que acude en busca de medicamentos a los centros asistenciales del territorio nacional.

Por su parte, la ministra de salud, Yolani Batres, se defendió y manifestó que al tomar las riendas del ente gubernamental sanitario, encontró una Secretaría de Salud muy deteriorada y desordena.

En consecuencia, el comisionado de los Derechos Humanos, Roberto Herrera, recomendó al gobierno tener mucho cuidado con el recorte presupuestario en el renglón de la salud, porque está de por medio la salud de la gente.

Ayer, el presidente de la República, Juan Orlando Hernández, al ser consultado sobre esa decisión, inmediatamente descartó la decisión de deducirle un 10 por ciento de presupuesto al órgano sanitario.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *