Tegucigalpa.- El anuncio de una falsa alarma de bomba hizo salir corriendo a todos los empleados y visitantes de la Corte Suprema de Justica (CSJ), la mañana de este jueves.

El pánico se apodero de los burócratas quienes tuvieron que estar por varias horas en las afueras de las instalaciones del Poder Judicial mientras se comprobaba la existencia del artefacto.

Según testigos, los funcionarios fueron alertados a través de una llamada telefónica lo que provocó el miedo y alerta entre los presentes.

El Escuadrón Antibombas de las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA) llegó al lugar para inspeccionar el edificio y después de recorrer las instalaciones, se corroboró que se trataba de una falsa información.

En el operativo se utilizó equipo especializado para detectar artefactos explosivos, determinando que a los trabajadores públicos se les hizo una mala broma.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *