Autoridades de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) y del Comité Permanente de Contingencias (Copeco), recibieron los resultados del proyecto “Amenazas geológicas enfocado en deslizamientos de tierra de Tegucigalpa”, que consiste en una importante herramienta para identificar las zonas de derrumbe del municipio.

El documento fue entregado por el director de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), Masayuki Takahashi y la rectora de la Universidad Politécnica de Ingeniería (UPI), Jance Carolina Fúnez, al alcalde Nasry “Tito” Asfura y al titular del Comité Permanente de Contingencias, Moisés Alvarado.

La entrega consiste en 600 ejemplares del Manual para la elaboración del mapa de inventario de deslizamientos de tierra, datos electrónicos y archivos que forman parte del mismo, orto-fotografías del Distrito Central y tres mapas impresos en vinil.

El manual sintetiza el aprendizaje que dejó como resultado el intercambio de conocimientos que los expertos de la Sociedad Japonesa para la Promoción de la Ciencia (JSPS, por sus siglas en inglés), realizaron con profesionales y estudiantes universitarios hondureños.

La JICA ha venido ejecutando trabajos en el tema del cambio climático, en los que se enmarcan obras relacionadas con la prevención y mitigación de deslizamientos, problemática que ha ocasionado grandes daños en el país, en especial al Distrito Central, manifestó el director del organismo de cooperación.

Takahashi destacó que como una de las derivaciones importantes del proyecto, es que se convierte en una herramienta utilizada para la identificación y creación del mapa en referencia, donde se muestra la localización de los deslizamientos de tierra en la zona metropolitana y sus alrededores.

Por su parte, Asfura expresó que “el pueblo y gobierno de Japón siempre está ayudando al gobierno hondureño y sobre todo a nuestra querida Tegucigalpa; gracias a JICA tenemos planos y manuales, material que nos va a servir para mitigar y resolver los problemas de la naturaleza y así poder ayudar a las personas que más lo necesitan”.

Las autoridades hondureñas y japonesas firmaron un convenio, en el que se comprometen las instituciones a compartir estos resultados, permitir que la información sea de libre acceso, emplearla preferiblemente para proyectos de investigación, desarrollo de planes y reglamentos para atender desastres naturales y, como complemento de información geográfica para el mapeo de amenazas y riesgos en futuros estudios.

Además, se debe entregar la información a toda persona u organización que envíe una solicitud formal a la AMDC, Copeco o la UPI, en donde deben justificar y explicar el uso de la información, manifiestan algunas de las condiciones del acuerdo suscrito.

La rectora de la UPI entregó un reconocimiento a la JICA por cooperación brindada a esta institución de educación superior en los proyectos, programas e iniciativas que juntos desarrollaron con éxito y en beneficio de la comunidad hondureña.

“En nombre de la institución quiero hacer un agradecimiento especial a JICA en Honduras, representante del pueblo y gobierno del Japón por el apoyo recibido y por trabajar juntos a favor del pueblo hondureño”, manifestó Fúnez.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *