El Salvador.- Sigifredo Ochoa Pérez, exembajador de El Salvador en Honduras y diputado de Democracia Salvadoreña (DS), criticó la respuesta que el Gobierno nacional ha dado a la presencia hondureña en la isla Conejo porque “se muestra pasivo” cuando puede ocupar herramientas jurídicas para reclamarla y si en caso éstas se agotan deberán emplearse las armas.

El militar en retiro, sin embargo, advirtió que las autoridades hondureñas quieren provocar a las salvadoreñas para llevar el caso al Consejo de Seguridad de la ONU y poner en riesgo la propiedad del islote de 50 hectáreas.

Dio a conocer que en la comisión de desarrollo y soberanía territorial propondrá convocar a Norman Quijano, alcalde de San Salvador, que el 9 de agosto supuestamente dijo a la prensa del país vecino que la isla es hondureña. Explicó, además, que muy pronto se terminará una ley para apuntalar la lucha jurídica en el tema.

¿Qué significa para El Salvador el islote Conejo?

No es que sea la joya de la corona para Honduras, sino que pretendían dominar las islas Meanguera y Meanguerita para tener el Golfo y la salida al Pacífico, ellos tienen ese asunto para provocarnos, porque es un islote de media manzana, tiene significado en el área para los pescadores porque son tres millas acuáticas.

¿Por qué la importancia?

El islote es importante porque es parte nuestra y de acuerdo con la Constitución, el presidente de la República está obligado a mantener la integridad del territorio, haciendo uso de la política exterior y de la Fuerza Armada.

También Honduras dice que les pertenece…

El asunto es que hubo un descuido, hay muchas versiones. Pero la principal es que Honduras se aprovechó de la falta de nuestra presencia porque nunca ellos han alegado posesión, siempre han guardado silencio. Ellos se han hecho el gato bravo a tal grado que han hasta construido hasta estructura.

¿De quien fue el descuido de abandonar el islote?

Las autoridades salvadoreñas.

Desde la Guerra Civil, quizá porque no le prestaron importancia o por la política estadounidense de debilitar el flujo de armamento de los sandinistas… el asunto es que cuando hay un conflicto un tercero no involucrado se aprovecha y es lo que hizo Honduras; es el mismo caso de los pandilleros que se toman por la fuerza una casa abandonada – eso no tiene fuerza jurídica – y no se quieren ir: Honduras actúa igual los mareros con la isla Conejo.

Pero en el fondo quieren provocar un conflicto armado para que Naciones Unidas intervenga.

¿No es que pretendan atacarnos?

Sí, ocuparnos a nosotros para decir en el Consejo de Seguridad que hemos atacado y somos agresores. La Fuerza Armada, sin embargo, no tiene intención de agredir aunque Honduras atropelle nuestros derechos.

Lo que más me sorprende es la pasividad del Gobierno, por ejemplo (Salvador) Sánchez Cerén se va a Nicaragua y todo bien, se entrevista con Juan Orlando Hernández y hablan de qué bonito será hacer una zona de paz mientras ellos hacen presencia soberana en un islote que no les pertenece, ese es el punto. Debemos mostrar una política exterior más fuerte, no es bueno que nos toquen la cara porque después nos van a tocar otra cosa.

¿Qué pierde Honduras si Conejo la reclama El Salvador?

Por derecho legítimo debemos hacer uso de nuestras armas legales, jurídicas y recuperar la isla, por eso hay que potenciar a la Cancillería, pero que no sea tan taimada, timorata sin hacer nada, sino una que responda con una política exterior fuerte; sin embargo, si el presidente sigue mostrando debilidad los hondureños harán otras acciones no solo en la isla sino también provocándonos.

¿No será que eso que usted llama pasividad puede ser prudencia?

Todo tiene sus límites, puede ser paciente hasta cierto punto, pero si te están tocando la cara y luego bajan a otra parte… solo que te guste, pero no creo que nos guste que nos toquen la cara.

De lo que se trata entonces es de ser más drástico…

Tiene que ser fuerte, agresivo para defender los intereses soberanos nuestros. Esto se debe defender al igual que a un hijo que no se defiende por grande, chiquito, feo o bonito sino porque es de uno y nuestro territorio nos pertenece y esa isla es parte de nuestro territorio; la única forma de sacarlos es por la vía diplomática o la fuerza, es decir por las armas.
Son los únicos caminos pero primero agotar los caminos diplomáticos.

¿Es estratégica la salida al Pacífico desde la zona?

Es que el fallo de la Haya del 92 complicó la situación porque mandó a ponernos de acuerdo los tres estados ribereños para hacer una división que se les ocurrió a ellos. Eran tres cosas las ordenadas: la delimitación terrestre, la parte del Golfo y la del Pacífico.

En el Golfo siempre mantenemos nuestra posición, Honduras siempre ha querido delimitar porque ellos tienen una política geófaga, han comido territorio a un montón de gente.

¿Qué pasaría si El Salvador se va a Conejo e izar una bandera?

Eso es lo que ellos pretenden que hagamos, pero debemos ser muy cautos para no caer. Tenemos que potenciar a la Cancillería para que un equipo de juristas nos defienda en el tema.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *