Lo aseguró el Papa Francisco durante la tradicional audiencia general en la Plaza de San Pedro. “Son el testimonio de la salvación, el amor y el perdón”, agregó el Sumo Pontífice
“Indefensos y perseguidos les reitero mi cercanía.

Están en el corazón de la Iglesia. La Iglesia sufre con vosotros y está orgullosa de vosotros. Son su fuerza y testimonio de su mensaje de salvación, amor y perdón”, dijo el Papa al referirse a los cristianos que están siendo perseguidos en el norte de Irak durante su mensaje a los fieles de lengua árabe.

Francisco concluyó su recuerdo de las comunidades cristianas amenazadas en el norte de Irak diciendo que las abrazaba a todos, y pidiendo que el “Señor los bendiga y proteja siempre”.

El Sumo Pontífice dedicó su catequesis de este miércoles a explicar que “la Iglesia es madre”, y que como todas las madres “acompaña a sus hijos necesitados, levanta a sus hijos caídos y cuida de los enfermos (…), y defiende a los perseguidos e indefensos”.

En otro de sus mensajes, el Papa argentino también recordó que el lunes se cumplieron los 75 años del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Y ante “la necesidad de paz en estos momentos”, invocó “el don de la paz para todas las naciones de Europa y del mundo”.

Un rato para las bromas

Francisco también bromeó este miércoles con las parejas de recién casados que se encontraban presentes en la Plaza de San Pedro para participar en la audiencia general, al decirles que “hay que tener valor para casarse hoy en día”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *