“No hay que perder tiempo para crear una coalición internacional para destruir la amenaza que plantea el Estado Islámico”, afirmaron el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el secretario de Defensa, Chuck Hagel, en un comunicado conjunto.

Los Estados Unidos y Gran Bretaña organizaron el viernes, al margen de la cumbre de la OTAN, una reunión en la que participaron los ministros de Relaciones Exteriores de Alemania, Australia, Canadá, Dinamarca, Francia, Italia, Polonia y Turquía.

“Estamos convencidos de que en los próximos días tendremos la capacidad para destruir al Estado Islámico”, dijo Kerry durante el encuentro.

Los Estados Unidos bombardean desde principios de agosto el norte Irak para frenar el avance del ISIS y permitir a las tropas kurdas e iraquíes avanzar en el terreno. “Tenemos que atacarlos de la manera que les impida tomar territorios, que refuerce la capacidad de las fuerzas iraquíes, de otros en la región que están preparados para enfrentarlos, sin comprometer tropas nuestras, obviamente”, señaló Kerry.

“Ésta es la línea roja para todos, no habrá soldados en tierra”, precisó agregando que había “muchas formas” para ayudar, “entrenando, aconsejando, asistiendo y equipando”.

Para que sea efectiva, la coalición, indica el comunicado, debe coordinar múltiples aspectos: un apoyo militar a las Fuerzas Armadas iraquíes, frenar el flujo de combatientes extranjeros, contrarrestar el financiamiento del ISIS, enviar ayuda humanitaria y deslegitimar la ideología del ISIS.

“EL PRESIDENTE BARACK OBAMA ESTÁ TOTALMENTE COMPROMETIDO, HAY UNA ESTRATEGIA QUE CADA DÍA ES MÁS CLARA”, SOSTUVO KERRY

Puede haber una coalición militar, indicó una fuente francesa el jueves, “pero no imagino que se actúe fuera del marco legal (de la ONU, NDLR)”. “No podemos negar la unicidad de los escenarios que representan Siria e Irak”, agregó.
“En Irak hay un gobierno que pide ayuda, es un marco definido. Pero en Siria hay un Estado, una oposición, y el Estado Islámico. Es una operación mucho más compleja a nivel político y jurídico, en especial teniendo en cuenta que (el presidente sirio Bashar al Assad no es un socio”, indicó.

El presidente francés, François Hollande, que ya se mostró abierto a una “respuesta militar”, se reunió de manera bilateral con su homólogo estadounidense.

“Se necesita una estrategia completa para presionarlos por todas partes. Es lo que intentamos hacer en esta cumbre”, indicó David Cameron, que pidió a los aliados que no paguen rescates por los rehenes del ISIS, ya que es “contraproducente”.

Esta “estrategia global” incluye la entrega de armas a los combatientes kurdos, en primera línea en el frente de batalla con los militantes del Estado Islámico en el norte de Irak.

Estados Unidos, Francia e Italia ya entregan armas. Gran Bretaña aún no lo decidió. Alemania, en un giro radical de su política de no intervenir en el extranjero, decidió entregar 30 sistemas de misiles antitanque, 16.000 fusiles de asalto y 8.000 pistolas.

EL SECRETARIO GENERAL DE LA OTAN EXHORTÓ A “DETENER EL AVANCE DEL ESTADO ISLÁMICO”

Condena a los actos “salvajes y despreciables”

“Nuestro mensaje es claro. Estamos unidos en la condena de estos actos salvajes y despreciables. (…) Esta amenaza sólo refuerza nuestra resolución de defender nuestros valores y de derrotarlos”, dijo el primer ministro David Cameron al comenzar la segunda jornada de la cumbre de la OTAN en Newport (Gran Bretaña).

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, exhortó por su parte a la comunidad internacional a “detener el avance del Estado Islámico”.

En conferencia de prensa, Rasmussen indicó que la OTAN está dispuesta a “reforzar las capacidades de defensa de Irak” si las autoridades de ese país lo piden.

El comunicado conjunto de Kerry y Hague señala que la OTAN discutió la forma en que pueden ayudar al Estado iraquí pero que para ello era crítica la formación de un gobierno.

El Estado Islámico, que controla varias regiones sirias, se ha apoderado de amplias partes del territorio iraquí desde el lanzamiento de una ofensiva el 9 de junio.

Este movimiento de extremistas sunitas difundió videos de la decapitación de decenas de personas, entre ellos dos periodistas estadounidenses.

La expansión del EI alarma a Occidente tanto como a Oriente Medio: Irán retiró en medio del caos post-electoral en Irak su apoyo al primer ministro chiita Nuri al Maliki, a cuyo sectarismo se atribuye en parte el ascenso del EI en el país.

El jueves, los yihadistas del EI secuestraron a decenas de personas en una aldea del norte de Irak, cuyos habitantes habían quemado una bandera del grupo e incendiado una de sus posiciones militares.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *