Tegucigalpa.- Los cadáveres del empresario Orlando Alexander Berrios, el de su esposa y su hija aun continúan en la morgue capitalina, ya que nadie de sus familiares se ha presentado a reclamarlos.

Los cuerpos de de la familia Berrios, en especial los de la señora Clara Francis Melara García, de 48 años, y Alexandra Berríos, de 17 años hija del empresario ya cumplen más de siete días de estar en la morgue capitalina.

Las ahora occisas, fueron descubiertas la noche del pasado jueves en su casa ubicada en la residencial Las Cumbres, aledaña a las Lomas del Guijarro. Según el dictamen de Medicina Forense, ambas fallecieron a causa de asfixia, sin que hasta la fecha se conozca la identidad de los responsables del crimen.

Mientras tanto, en avanzado estado de putrefacción, con un tiro de gracia en la cabeza y con fuertes indicios de tortura, apareció el cadáver del empresario Orlando Alexander Berríos Escoto, de 54 años, el pasado domingo en un sector del municipio de Jano, departamento de Olancho.

Hasta el momento, las autoridades no sabe nada del por qué les habrían quitado la vida a estas personas, mientras también buscan a empleados del mismo que aun siguen desaparecidos.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *