El papa Francisco celebró una misa de Acción de Gracias por la canonización de dos misionarios canadienses que en el siglo XVIII difundieron el catolicismo en el territorio que actualmente ocupa Canadá.

Francisco manifestó el domingo en su homilía que San Francisco de Laval y Santa María de la Encarnación difundieron su fe “a los más pequeños y más alejados”. Ambos misioneros fueron canonizados en abril.

El pontífice dio la bienvenida a peregrinos canadienses que viajaron a Roma durante su tradicional bendición en la plaza de San Pedro.

San Francisco de Laval fue el primer obispo de Nueva Francia y se le conoce por su trabajo para defender a los nativos norteamericanos de la explotación.

Santa María de la Encarnación perteneció a la orden de las ursulinas y fundó un convento y una escuela que aceptaba tanto a las hijas de los pioneros franceses como a los indígenas norteamericanos.

Tomado de Infobae

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *