En el día de Nuestra Señora de Aparecida, virgen morena y patrona de Brasil, el país con la mayor población católica del mundo, el candidato opositor a la presidencia Aécio Neves concurrió el domingo al Santuario de Aparecida, en el estado de Sao Paulo, y comparó con un casamiento el apoyo que la ex senadora dio a su disputa por el Palacio del Planalto.

“Con la bendición de Nuestra Señora digo que hoy es un día glorioso para nuestra marcha. A partir de ahora somos un sólo cuerpo y un sólo proyecto en favor de Brasil y los brasileños”, dijo Aécio, quien el sábado, en Recife, ya había obtenido el apoyo de la familia del fallecido ex gobernador de Pernambuco Eduardo Campos.

Aécio dijo también que Marina “tiene valores y un inmenso amor por Brasil”. Y agregó: “Mi candidatura no es más de un partido político, sino que representa un profundo sentimiento de cambio que se esparce por la sociedad brasileña”, afirmó.

Marina Silva, candidata derrotada en los comicios de primera ronda de Brasil, respaldó el domingo la candidatura de Aécio Neves quien busca quitar del poder a la presidente Dilma Rousseff en la segunda vuelta de las elecciones el 26 de octubre. Silva esperó una semana para pronunciarse al respecto en la que fijó condiciones bajo las cuales declararía apoyo.

La ex ministra Ambiental aseguró que confía en los nuevos compromisos fijados por Neves en una carta publicada este sábado. “Votaré por Aécio y lo apoyaré”, aseguró la líder ecologista. “Le doy mi confianza a la sinceridad de los propósitos del candidato y de su partido y entrego a la sociedad brasileña la tarea de exigir que sean cumplidos”.

Dilma, furiosa

Tras darse a conocer esta noticia, la presidente de Brasil no tardó en disparar críticas contra la alianza opositora. La presidente dijo que “comprende” la decisión de Silva, por su “proximidad” con las propuestas económicas de Neves y las disparidades que, según ella, guarda con los programas sociales del oficialista Partido de los Trabajadores (PT).”Encuentro comprensible que Marina Silva apoye a Aécio Neves, al final los dos programas económicos de los dos se asemejan”, remarcó.

“Sobre mi adversario, quiero decir que cuando él era gobernador, Minas Gerais tuvo la menor reducción en la tasa de mortalidad infantil”, afirmó en una conferencia de prensa en San Pablo que fue reproducida en la red social Twitter.

“El proyecto del candidato adversario representa una visión de la economía que cuando estuvo en el gobierno quebró tres veces al país”, agregó. Y remató: “Aquellos que están conmigo representan mi proyecto de país: de avance. Los que están con el PSDB, por otro lado, representan el retroceso”.

Rousseff aseguró que su compromiso es estar con el “pueblo”, destacó que durante su gestión “el salario mínimo se valorizó un 70%” y acusó que Neves, en cambio, quiere destruir programas como Minha casa, minha vida, con el que se financian hogares para las familias.

Por otro lado, sostuvo que la alianza entre Silva y Neves no implicará que vayan a triunfar. “El voto no es de nadie. Es de quien va a la urna y registra el voto. No es propiedad ni mía ni de cualquier candidato. Es del ciudadano”, explicó Rousseff, que pidió “respeto a la autonomía e independencia de cada ciudadano”.

Las encuestas dicen que entre el 60 por ciento y el 70 de los seguidores de Silva migrarían para apoyar a Neves, del Partido de la Social Democracia, en una segunda vuelta después de que ella quedara fuera por resultar en tercer lugar en los comicios del 5 de octubre.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *