Tegucigalpa.- El presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Sitratel), Orlando Mejía, dijo hoy que interpondrán todos los recursos necesarios que por ley les corresponde porque no están de acuerdo con la suspensión por cuatro meses de 700 trabajadores que prácticamente estarían despedidos.

El entrevistado explicó, que el mismo gerente de Hondutel, Jesús Mejía ha dejado entrever que después de los cuatro meses de suspensión dichos empleados seria despedidos, porque es casi imposible que la institución se recupere en ese tiempo.

Por su parte, el gerente de Hondutel, dijo que los empleados están en su derecho de interponer un escrito ante el ministerio del trabajo y será esa instancia que determine si procede o no la suspensión.

La suspensión es por 120 días, con lo que la institución se ahorraría 50 millones de lempiras, no obstante, manifestó que son 300 millones de lempiras los que la estatal necesita para pago de prestaciones.

“Hondutel no está en quiebra es un problema de fluidez de caja, y hay que buscar una mejor solución porque si no estas familias perderán sus casas o pasaran una navidad llorando porque no tienen que comer apunto el sindicalista.

Sin embargo, el gerente reitero que la decisión es irreversible y no hay marcha atrás, sin embargo dejo la opción de que quienes se quieran retirar de manera voluntaria y recibir sus prestaciones pueden abocarse a la gerencia y así serán sacados de la lista de suspendidos y serian retirados de inmediato.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *