Un segundo trabajador de la salud del Texas Presbyterian Hospital que tuvo a su cuidado a Thomas Eric Duncan, el liberiano fallecido el 8 de octubre, dio positivo a las pruebas del virus del Ébola este martes, según confirmó la vocera de la institución, Carrie Williams.

Se trata también del segundo caso de contagio dentro de los Estados Unidos, después del de la enfermera Nina Pham, quien contrajo la enfermedad a través de Duncan.

El nuevo trabajador contagiado -que no fue identificado- reportó fiebre y fue inmediatamente aislado para examinarlo y realizarle los test correspondientes. Después de dar resultado positivo, se ha puesto bajo monitoreo a todas las personas que tuvieron potencial contacto con él.

“Funcionarios de la salud han interrogado al último paciente para poder identificar rápidamente a cualquier contacto o potenciales exposiciones, y esas personas serán monitoreadas”, precisó el departamento en un comunicado.

Las pruebas premilinares se realizaron este martes en el laboratorio de salud pública de Austin, y los resultados estuvieron disponibles hacia la medianoche. En la mañana de este miércoles se planteaban la realización de una segunda prueba para ser examinada en el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta.

Aún no se ha confirmado la identidad del empleado o empleada del hospital contagiado. Ayer se difundieron declaraciones de Nina Pham, de 26 años, la primera contagiada de ébola en el lugar y en todos los Estados Unidos: “Me siento bien y quiero agradecer a todos aquéllos que me han enviado sus deseos de recuperación y que están rezando por mí”, señaló.

Las declaraciones fueron difundidas por la oficina de prensa del Texas Presbyterian, donde permanece aislada y bajo tratamientos que incluyen .

Grupo de riesgo

Un total de 76 profesionales de la salud de Estados Unidos pudieron haber estado expuestos al virus del Ébola cuando trataron a un paciente originario de Liberia, fallecido la semana pasada en un hospital de Dallas, indicaron autoridades sanitarias. Por el momento, hay dos personas infectadas por este virus potencialmente moral.

El grupo de personas en situación de riesgo identificadas comprende a todas aquellas que ingresaron al cuarto en que se hallaba el paciente así como aquellas que trataron sus extracciones de sangre, dijo el doctor Thomas Frieden, director de los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades de los Estados Unidos (CDC).

“En total, 76 personas tuvieron contactos (con el paciente liberiano) y están siendo estrechamente vigiladas”, dijo Frieden en rueda de prensa. A cada una de ellas se les toma la temperatura todos los días.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *