Tegucigalpa.- Una cámara térmica manual se instaló ayer en el aeropuerto Toncontín como medida de prevención para detectar personas sospechosas con el virus del ébola que puedan ingresar al país.

Tres técnicos de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) manejan la cámara infrarroja que mide la temperatura externa del cuerpo de todos los individuos que llegan en los vuelos internacionales.

“Si el equipo mide en un viajero la temperatura externa arriba de 35.5 grados centígrados emitirá una alarma y un sonido, ya que significa que la persona tiene fiebre superior a los 38 grados”, expresó Julio Padilla, técnico de la ENEE.

El aparato estará disponible los siete días de la semana, pero solo será manejado de 10: 00 de la mañana a 2: 00 de la tarde, ya que es cuando llegan los vuelos internacionales, apuntó el trabajador.

No obstante, cuando la cámara termográfica emite la alarma, la persona es requerida y revisada de manera exhaustiva por un doctor asignado a la Unidad de Vigilancia Sanitaria de la Secretaría de Salud.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *