Tegucigalpa.- Unos 61 años en la cárcel tendrá que pasar un hombre que abuso sexualmente de sus dos hijas y una hijastra informaron hoy fuentes oficiales del Ministerio Público.

La Fiscalía Especial de la Niñez de Tegucigalpa logró una sentencia condenatoria contra José de la Rosa Hernández (40), por los mencionados delitos, además por haber ejercido violencia intrafamiliar contra su compañera de hogar y por cometer actos de lujuria en perjuicio de una de sus hijas.

La familia de Hernández venía padeciendo una pesadilla de la cual, las víctimas comenzaron a “despertarse” . Es así que, en estado de ebriedad y tras un episodio de violencia intrafamiliar en el año 2012, el imputado colocó sobre sus piernas a una de sus hijas y procedió a manosearla en presencia de la madre de ésta, indignada, la madre reclamó y ordenó al agresor que se fuera de la casa y no agrediera más a su hija.

Sin embargo la reacción de José de la Rosa Hernández fue buscar un machete, salir de la casa y tomar de la mano a su hijastra a quien minutos después abusó sexualmente en un lugar solo y oscuro cercano a la casa.

Cansada de las agresiones y tras tomar el valor suficiente ya que constantemente era víctima de amenazas, la madre de familia interpuso la denuncia respectiva sin imaginarse que las investigaciones alcanzarían proporciones muy dolorosas para el resto de su familia, ya que, al sentirse acompañadas y protegidas, cada una de las víctimas confesó haber sido ultrajadas sexualmente por su padre, una de ellas desde los ocho años de edad y la otra desde los once.

El drama de las hijas de Hernández concluyó en que los dos hijos traídos al mundo por cada una de ellas fueron procreados tras las violaciones que él consumó, habiéndose practicado las pruebas de ADN respectivas a los dos pequeños, la Dirección de Medicina Forense confirmó los extremos confesados por las jóvenes en el sentido que, el padre de sus hijos, era su abuelo a la vez, informó el Ministerio Público de Honduras.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *