EEUU.- Los republicanos conquistaron la totalidad del Congreso en las elecciones legislativas de este martes en los Estados Unidos, que dejan al presidente Barack Obama y a sus aliados demócratas frente a dos años de difícil convivencia.

Además de asegurar el control que mantienen desde 2010 sobre la Cámara de Representantes, los republicanos arrebataron a los demócratas al menos siete bancas claves para garantizar 52 miembros en el Senado de 100 escaños.

“El pueblo estadounidense confió en el Partido Republicano”, dijo su presidente, Reince Priebus, poco después de la debacle demócrata.

Mitch McConnell, el líder de los republicanos en el Senado, obtuvo la reelección en Kentucky (centro-este) tras una difícil campaña, y muy rápidamente anunció el cambio de aires en Washington.

Los republicanos lograron victorias en Virginia del Oeste, Arkansas, Dakota del Sur, Montana, Colorado, Iowa y Carolina del Norte, destronando a los demócratas en ejercicio en esos estados.

“El pueblo estadounidense confió en el Partido Republicano”, dijo su presidente, Pero la cifra podría ampliarse: las contiendas en Alaska y Virginia seguían abiertas y en Luisiana se decidirá en un ballottage el 6 de diciembre.

En la cámara baja, podrían ganar entre 14 y 18 bancas, según proyecciones de la cadena ABC, lo que les daría 247 de los 435 miembros, la más amplia mayoría republicana desde la década de los treinta.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *