El Departamento de Estado urgió a que los responsables de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa sean “llevados ante la justicia” e informó que está asistiendo a las autoridades mexicanas en la investigación.

“Instamos a que los responsables sean llevados ante la justicia y castigados rápidamente, y que el caso se resuelva de acuerdo con el debido proceso y el imperio de la ley”, dijeron a la agencia de noticias Efe fuentes del Departamento de Estado.

Asimismo, las mismas fuentes indicaron que Estados Unidos está “proveyendo asistencia técnica al equipo de investigación mexicano” que está a cargo del caso, a petición del propio estado de México.

“Somos conscientes del anuncio de México con respecto a la recuperación de los restos humanos, posiblemente relacionados con los 43 estudiantes desaparecidos de Iguala, y los informes de las confesiones”, agregó el funcionario, que extendieron sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas.

“Hemos mantenido un contacto regular con el Gobierno de México sobre los avances en Iguala desde los trágicos sucesos a finales de septiembre”, añadió.

La Fiscalía mexicana dio este viernes por muertos a los 43 estudiantes desaparecidos desde entonces tras detener a los autores confesos del crimen, en medio de la indignación de los familiares de las víctimas, que exigen más pruebas y siguen esperando encontrar con vida a los jóvenes.

En una rueda de prensa, el titular de la Procuraduría General de la República, (PGR, fiscalía), Jesús Murillo, anunció la detención de tres miembros del grupo criminal Guerreros Unidos -Patricio Reyes, Jhonatan Osorio y Agustín García-, quienes dijeron haber asesinado a los jóvenes y quemado sus cuerpos.

Un vehículo policial incendiado en protestas contra el Estado mexicano

El fiscal detalló que los tres detenidos fueron capturados “hace ocho días”, justo cuando la PGR llevó a la prensa nacional e internacional hasta el vertedero.

Hasta el momento han sido capturadas 74 personas por este caso y están por cumplimentarse diez órdenes de aprehensión, entre ellas la del secretario de Seguridad de Iguala, Felipe Flores.

La Normal de Ayotzinapa, fundada en 1926 para dar educación a hijos de campesinos y obreros, tiene un largo historial combativo, una ideología de herencia comunista y es considerado un semillero de líderes guerrilleros.

Tomado de Infobae

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *