Las autoridades de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) iniciaron los operativos navideños de reordenamiento de los vendedores ubicados en los mercados de Comayagüela y las calles y avenidas aledañas, con la finalidad de mantenerlas habilitadas para el paso peatonal y vehicular.

Desde horas tempranas del lunes los inspectores de la Gerencia de Orden Público de la municipalidad, en conjunto con miembros de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), Policía Nacional, Municipal, el escuadrón Cobras y la Dirección General de Migración y Extranjería, entre otras instituciones, procedieron a liberar las vías de esta ciudad.

La iniciativa, que ha sido coordinada con las asociaciones de vendedores, está orientada a regular a los comerciantes estacionarios, semiestacionarios y carretilleros, ubicados desde la primera hasta la octava avenida y de la primera a la décima calle, para que los peatones y los automóviles no tengan obstáculos a la hora de circular por la zona.

Las acciones son parte del “Plan operativo navideño de control, ordenamiento y regulación de las ventas ambulantes en las principales calles y avenidas del centro de Comayagüela”, mediante el cual se pretende mantener despejadas las arterias que tradicionalmente han sido tomadas por los comerciantes informales durante esta época.

Asimismo, liberar de manera permanente y sostenida estos espacios públicos, evitando que se instalen nuevos puestos o que lleguen vendedores de temporada, nacionales o extranjeros, a ofrecer sus ventas durante la Navidad y Año Nuevo, ya que provocan desorden en la zona.

El jefe de la División de Permisos y Ambulantes de la comuna, Manuel Vásquez, informó que el problema radica en los vendedores en carretilla porque se niegan a abandonar las vías, no así los estacionarios, que han estado colaborando en el reordenamiento de sus locales.

Aseguró que los operativos serán permanentes hasta el 06 de enero de 2015, por lo que garantizan que se mantendrá el orden en este sector, pues la intención de las máximas autoridades edilicias es que no se permitan ventas temporales en el centro de las calles.

Aclaró que a ninguno de los comerciantes actuales se les está limitando el derecho a vender porque solo se trata de reordenar los puestos existentes, sin embargo, de haber personas que intenten invadir estos espacios serán desalojadas y, de ser necesario, también se les decomisará los productos.

A través de Migración se mantendrán controles para evitar que extranjeros lleguen a saturar estos sitios, tal como ha ocurrido en años anteriores, manifestó.

Desde el pasado 4 de noviembre la Gerencia de Orden Público giró las respectivas comunicaciones a los vendedores estacionarios, semiestacionarios y carretilleros, con el fin de que procedieran a realizar los trabajos de autorregulación de sus puestos, observando las medidas establecidas en el reglamento que los rige.

Además de la autorregulación de los locales, se lleva a cabo un reordenamiento, regulación de puestos, galeras y demolición de anexos existentes, así como el ordenamiento de los carretilleros, entre otras actividades.

El plan iniciado cuenta con apoyo de Honduras Convive y el financiamiento de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *