Inspectores del Juzgado de Policía de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) decomisaron el primer cargamento de pólvora previo a la temporada navideña, que asciende a unos 400 mil lempiras, en una vieja cuartería ubicada en la sexta avenida, entre tercera y cuarta calles de Comayagüela.

La confiscación marcó el inicio de los operativos que las autoridades locales realizan para evitar la venta de productos a elaborados con pólvora en el municipio durante esta época, en los que participan de manera conjunta efectivos de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), Policía Nacional, Municipal, escuadrón Cobras y Cuerpo de Bomberos.

Los explosivos incautados y entre los que se encuentran algunos de alto poder, se encontraron en cuatro cuartos que sirven como bodegas improvisadas, donde estaban almacenados entre varias herramientas de ferretería.

Hoy comenzaron las operaciones con buen suceso porque se logró decomisar este producto, lo mejor es que eso evitará que alguna persona pudiera resultar con quemaduras o mutilada al querer manipularla, manifestó la jueza de Policía, Mirian Reyes.

“Nosotros le decimos a los niños que este no es el medio para que ellos pasen una Navidad feliz”, por lo que el llamado es a los padres de familia para que no permitan que sus hijos jueguen con estos detonantes porque si resultan afectados las sanciones serán drásticas, indicó.

Explicó que las multas para los progenitores que permitan a sus pequeños quemar estos productos, va de mil a cinco mil lempiras, sin perjuicio de que se promuevan las acciones penales en caso que resulten quemados.

Quienes se dediquen a vender pólvora serán sancionados con una multa que oscila entre los cinco mil y 60 mil lempiras, según la cantidad confiscada, o con el trabajo comunitario que designen las autoridades de la Gerencia de Desarrollo Humano de la municipalidad, detalló.

Señaló que los responsables de mantener almacenados estos explosivos ya fueron citados para deducirles las responsabilidades que establece la ordenanza municipal, la cual se hará cumplir de manera contundente para que no hayan personas quemadas durante la campaña “Navidad sin pólvora”.

El jefe de la Policía Municipal, Francisco Díaz Calidonio, señaló que la operación es producto de los esfuerzos que realizan varias instituciones para generar un ambiente de paz, orden y seguridad, y con el decomiso se garantiza que este producto no llegará a manos de los menores, quienes son lo más afectados.

Hay otro lugar identificado donde se mantiene pólvora guardada y en las próximas horas se hará la intervención para su confiscación, y así demostrar que las autoridades están haciendo lo pertinente para generar un ambiente de tranquilidad en la población capitalina, adelantó.

Luego de la incautación el cargamento fue trasladado al sector 8 de la colonia Cerro Grande, donde con la ayuda de los expertos del Cuerpo de Bomberos se procedió a su incineración.

Las autoridades municipales en combinación con las demás instituciones preventivas, mantendrán una férrea vigilancia en las entradas a la capital, con el fin de impedir el ingreso de productos hechos a base de pólvora.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *