Tegucigalpa. Los conductores de buses en Choloma, en el departamento de Cortés, en el norte de Honduras, paralizaron este miércoles las unidades como medidas de presión para exigir al gobierno mayor seguridad.

Los motoristas, acompañados de sus ayudantes, desde tempranas horas de la mañana aparcaron los buses en el centro de la ciudad.

La medida provocó congestionamiento vial y dejó a cientos de pobladores sin un medio de transporte.
Uno de los manifestantes, señaló que la protesta se realiza porque ya no soportan la ola de criminalidad que azota la región.

Detalló que el lunes uno de los choferes fue atacado por varios desconocidos.
El 3 de noviembre en esa ciudad un conductor del transporte interurbano y su ayudante fueron acribillados a balazos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *