En Honduras actualmente 30 mil hectáreas son destinadas al cultivo del cacao y unos 3,469 productores producen cacao en Honduras.

Mas de 1,181 productores participan en la producción del cacao a través del Proyecto AGROCACAO financiado por el Fondo Japonés para el Desarrollo Social (JSDF), a través del Banco Mundial y ejecutado por ACICAFOC.

Los Pueblos Indígenas, Campesinos y Afrodescendientes de Honduras, dedicados por décadas a la producción de cultivos tradicionales como maíz, frijoles, yuca, plátano, yame, ven en el rubro del cacao orgánico una alternativa y una esperanza para mejorar su nivel de vida.

La iniciativa de la producción de cacao espresentada por la Asociación Coordinadora Indígena y Campesina de Agroforestería Comunitaria en Centroamérica (ACICAFOC) y el proyecto AGROCACAO que ejecutan el proyecto “Producción ambientalmente sostenible de cacao a pequeña escala en pueblos indígenas campesinos y afrodescendientes de Honduras.”

Objetivo
Contribuir con el mejoramiento de las condiciones de vida de los pobladores indígenas y afrodescendientes, aumentando los ingresos familiares a través del cultivo del cacao y ayudar al aumento de la productividad de los pequeños productores de cacao mediante la introducción de paquetes tecnológicos de bajo costo, la reducción de costos de producción y el fomento de producción orgánica certificada.

Beneficiarios
Mas de mil productores son beneficiarios de forma directa al irrumpir en la producción del cacao. En la ejecución del proyecto participa de forma integral la familia del productor, 734 son mestizos, 222 pertenecen a la etnia Pech, 142 son garífunas, 83 misquitos, de los cuales 389 son mujeres y 792 hombres.

Zona de influencia
El proyecto AGROCACAO ejecuta sus acciones en los Departamento de Atlántida, Olancho, Colón y Gracias a Dios, en los municipios de La Ceiba, Catacamas, Dulce Nombre de Culmí, Trujillo, Iriona y comunidades limítrofes a la Biósfera del Río Plátano, respectivamente.

La Asociación Coordinadora Indígena y Campesina de Agroforestería Comunitaria en Centroamérica (ACICAFOC), como entidad ejecutora del proyecto AGROCACAO, desarrolla esta iniciativa relacionada con el fortalecimiento de la cadena productiva de cacao, desde el desarrollo de capacidades técnicas y organizacionales, hasta los esfuerzos por mejorar las oportunidades de comercialización a nivel local, nacional, regional e internacional.

Financiamiento
Este proyecto ha sido posible gracias al financiamiento del Fondo Japonés para el Desarrollo Social (JSDF), a través del Banco Mundial y ejecutado por ACICAFOC y AGROCACAO, el aporte financiero de estos organismos asciende a un 2millones 247mil dólares .

Los organismos internacionales financieros han visto un potencial real en las comunidades garífunas y Pech ubicadas al norte de Honduras y en el depto. de Olancho, zonas aptas para este cultivo del cacao orgánico, también por la demanda que tiene este rubro en el mercado internacional.

Inversión
Hasta la fecha el proyecto AGROCACAO ha invertido fondos por el monto de US $ 471,836.00 en establecimiento y manejo de sistemas agroforestales, infraestructura para abonos orgánicos, infraestructura para elaboración de chocolates, infraestructura para cosecha y manejo poscosecha de cacao y en construcción de centros de acopio.

Alianzas
Aceptadp por logro de alianzas estratégicas con otras instituciones afines como la Fundación Hondureña de Investigación Agrícola (FHIA), la Fundación para el Desarrollo Empresarial Rural (FUNDER) y la Universidad Nacional de Agricultura (UNA).

Testimonios
“El cacao es un cultivo que tiene el reconocimiento del pueblo Pech por ser un cultivo que lo heredamos de nuestros antepasados que con el proyecto vemos una gran oportunidad de mejorar el cultivo y dedicarnos a esta tarea para tener mejores condiciones de vida en nuestras comunidades, expresó José Julian Mass de la comunidad de Vallecito en Culmi, Olancho.

Por su parte Ricarda Martínez de la comundad de Cusuna en Iriona, Colón dijo: ”cuando me presentaron el proyecto los directivos de AGROCACAO vi una esperanza para asegurar el futuro de mi familia” y muy reflexiva expresó su deseo por dedicarse a este cultivo con la participación integral de su familia.

María Elena Fernández, de Trujillo Colón manifestó “El cacao en Colón es algo nuevo, nosotros nos hemos dedicado a producir otros cultivos para el consumo familiar, pero vemos en el cacao un potencial para producir y poder vender y así convertirnos en microempresarias”.

Por la actitud positiva de los miembros de estas comunidades no se descarta que el proyecto se extienda a una mayor población de productores(as) participantes de las zonas atendidas por el proyecto AGROCACAO.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *