Tegucigalpa.- Un joven de quince años de edad fue encontrado asesinado esta mañana del miércoles en la colonia Canaán en la capital de Honduras.

El ahora occiso estaba metido en una bolsa negra y amarrado de pies y manos, con unos lazos de color verde en un sector remoto de la mencionada colonia.

El nombre de la víctima es Noé Isahías Bonilla de quince (15) años de edad, residente en ese mismo sector y de quien las autoridades hasta el momento no conocen las cusas de su muerte.

Los familiares del mal afortunado llegaron a la escena del hecho sin explicarse supuestamente cuales fueron las causas de por qué le habían quitado la vida a su pariente.

La madre y hermana de la victima llegaron a la zona con lágrimas en su rostro y gritaban con angustia al ver a su hijo y hermano respectivamente muerto en la calle y en una condición que mostraba que el hacho había sido obra del crimen organizado.

La hermana en medio de su dolor manifestó que “yo lo que le digo aquellas personas que lo hicieron, que ¡Dios los bendiga!, es lo que les digo que ¡Dios los bendiga!”, decía mientras lloraba junto a su madre de una forma desgarradora al lado del cuerpo de su hermano.

Según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el país se reportan 85.5 muertes violentas
por cada cien mil habitantes.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *