Tegucigalpa.- En audiencia inicial, agentes de tribunales de la Fiscalía de Delitos Contra la Vida (FDCV), comprobaron, a través de la tecnología, que Jorge Alexander Gálvez (31), alias “Gurú”, Wilson Noé Núñez Pavón (30), alias “Armol” y Edder Ramiro Aguiriano Oliva (28), alias “Batman”, participaron en el robo agravado y posterior asesinato de Allan Daniel Domínguez Bendeck, el pasado 7 de abril del presente año.

Como resultado de la compleja investigación, se estableció que a la altura de la Auto repuestos Carrasco, próximo al Carrizal, los sindicados, vestidos de policías, interceptaron el vehículo en el que se conducía el fallecido, para exigirle que les entregaran Lps. 119,000, que había retirado en una agencia bancaria.

Tras una acalorada discusión y forcejeo, le infirieron 6 balazos a su víctima, para posteriormente huir del lugar, sin darse cuenta que dejaban un aparato móvil el cual cayó dentro del vehículo, exactamente, debajo del cuerpo de Domínguez Bendeck.

Luego de vaciar el teléfono y gracias a la ardua labor de la unidad de análisis de la Fiscalía de Delitos Contra la Vida, se estableció la ubicación exacta de todos los hechores de este crimen, así como las llamadas que sostuvieron, entre ellos antes de cometer el ilícito.

Cabe destacar, que la investigación, también revelo, que los procesados, habían participado en otros actos delictivos, como robo de vehículos y secuestros, en los que se disfrazaban con uniformes policiales, para detener vehículos en varios puntos de Tegucigalpa y pueblos aledaños, donde despojaban de sus pertenencias a los ciudadanos.

Según el Código Penal, el robo agravado contempla una pena de 6 a 8 años de prisión como mínima y 12 años como máxima mientras que por asesinato la pena es de 20 a 30 años de reclusión.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *