Tegucigalpa.- Los sueños, anhelos y una larga vida por vivir, le fue arrebatada por un degenerado y asesino a la pequeña, Mariela Carolina Coca, de 11 años de edad residente en la colonia Valle de la Aldea Dos Caminos.

Ayer en horas de la mañana la niña salió de su casa con el objetivo de comprar una pastilla para su hermanito que se encontraba enfermo, sin embargo un malvado hombre aun no identificado la intercepto y abuso sexualmente de ella y luego la estrangulo.

Su madre, al notar la tardanza de su pequeña hija, decidió salir a buscarla, sin embargo, la encontró en un cerro ya moribundo por lo que se alerto e hizo hasta lo imposible para llevar a su hija a recibir atención médica y salvarle la vida, no obstante, en el camino sucedió lo peor, Mariela había fallecido.

José Armando Cortés, padre de la niña, relató que a eso de las 11:10 de la mañana, como su esposa Lidia Isabel Coca estaba haciendo el almuerzo, mandó a la niña a la pulpería a comprar unas pastillas porque uno de los hermanos menores de Mariela Carolina tenía fiebre.

Cuando había transcurrido media hora, la madre de la pequeña salió a buscarla porque ya se tardaba mucho en regresar de la pulpería, a la cual para llegar ellos cruzan unos solares baldíos que tienen el monte crecido.

Cuando ellos se metieron a un matorral encontraron a su hija sin su ropa interior y con su faldita hacia arriba.La pequeña fue estrangulada con su blúmer, el cual tenía amarrado en el cuello.

El papá de Mariela Carolina, destrozado emocionalmente, pedía afuera de la morgue que se le aplique la justicia a la persona que ultrajó y mató a su pequeña.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *