El caos estalló en Ferguson, estado de Missouri, después de conocerse la decisión del Gran Jurado que decidió no procesar al policía Darren Wilson, autor de los disparos que le provocaron heridas mortales al joven negro Michael Brown.

En el momento del hecho, éste se encontraba desarmado, por lo que se le cuestiona al oficial la necesidad de disparar contra una persona a la que, si bien consideraba sospechosa, no revestía un riesgo que justificase el desenlace fatal del incidente.

Poco después del anuncio, las autoridades hicieron públicas más de 1.000 páginas de documentos del jurado investigador, incluyendo el testimonio de Wilson.

Wilson dijo a los jurados que un principio se encontró con Brown y un amigo mientras caminaban por una carretera y, cuando les dijo que se subieran a la acera, Brown respondió con un improperio.

Wilson vio entonces que Brown llevaba un puñado de cigarros en la mano, “y ahí fue cuando me di cuenta “, dijo refiriéndose a un reporte que había escuchado la radio minutos antes sobre un robo en una tienda cercana.

El agente pidió refuerzos y luego colocó su coche frente a Brown y su amigo. Mientras trataba de abrir la puerta, Wilson dijo que Brown la golpeó para cerrarla de nuevo.

Según las pericias, Darren Wilson disparó más de diez veces durante el incidente

Wilson dijo que luego empujó Brown con la puerta y éste le golpeó en la cara. El policía dijo al jurado que pensó: “¿Qué hago para no ser golpeado dentro de mi coche.”

“Saqué mi arma”, Wilson en su declaración al gran jurado. “Le dije: ‘Retrocede o voy a dispararte”’.

“De pronto me agarró la pistola y me dijo: ‘Eres demasiado cobarde para dispararme”’, dijo el agente en su testimonio añadiendo que Brown tomó la pistola con su mano derecha, la retorció y “la clavó en mi cadera”.

Preguntado por qué sintió la necesidad de sacar su arma, Wilson dijo al jurado que estaba preocupado porque otro puñetazo en la cara pudiese “noquearme o algo peor”.

“ME AGARRÓ LA PISTOLA Y ME DIJO: ‘ERES DEMASIADO COBARDE PARA DISPARARME”’

Después de los disparos que hubo en el coche, Brown huyó y Wilson inició su persecución. En algún momento, Brown se volvió hacia el agente.

Los relatos de los testigos se contradecían sobre si Brown caminó, tropezó o volvió a atacar a Wilson antes de resultar herido fatalmente, dijo Bob McCulloch, fiscal del condado de St. Louis. También hubo diferentes versiones sobre si el fallecido tenía, o no, las manos en alto. Su cuerpo cayó a unos 153 metros del vehículo de Wilson.

El Departamento de Justicia efectúa una investigación por separado de posibles violaciones a los derechos civiles que podrían resultar en que se apliquen cargos federales. Dicha entidad también puso en marcha una investigación amplia en torno al Departamento de Policía de Ferguson en busca de patrones de discriminación.

Tomado de Infobae

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *