Tegucigalpa. El apoyo de Funazucar a la población hondureña como brazo solidario de la agroindustria azucarera hondureña ha sobrepasado las expectativas este 2014, pues ha beneficiado, aproximadamente, a unas 500,000 personas con sus diversos proyectos.

A través de sus iniciativas dirigidas a los sectores salud, educación y medio ambiente, la institución ha contribuido a mejorar la calidad de vida de los habitantes de las áreas de influencia de los ingenios azucareros.

Funazucar ha implementado con éxito el proyecto Escuelas de Corazón, el cual brinda mejores y mayores herramientas educativas a las niñas y niños que inician su vida escolar en las comunidades rurales. Dicha iniciativa ha beneficiado a miles de estudiantes de 29 escuelas, con actividades de remodelación de aulas, pintado de escuelas, entrega de nuevo mobiliario, dotación de material educativo e instalación de paneles solares.

Asimismo, el apoyo educativo se expande a los adultos por medio del Alfazucar, que busca alfabetizar a la población con rezago escolar por medio de la estructura organizativa, el diseño curricular y materiales educativos del Programa de Alfabetización y Educación Básica para Jóvenes y Adultos (PRALEBAH).

El proyecto Alfazucar ha beneficiado directa e indirectamente a mujeres y hombres con edades entre los 14 y 45 años, quienes han aprendido a leer y escribir gracias a la ayuda de facilitadores que les brindan el pan del saber.

En el tema de medio ambiente Funazucar dirige sus esfuerzos en educar a los niños y niñas y población en general en el cuidado de los bosques, la reforestación y la protección de la naturaleza, con la meta de promover un mejor futuro para las nuevas generaciones.

En lo que respecta al sector salud, Funazucar, por octavo año consecutivo en alianza con la aerolínea American Airlines beneficiaron a niños de las comunidades aledañas a los ingenios azucareros con una brigada médica pediátrica de la organización norteamericana Medical Wings International, cuyos 14 especialistas en pediatría, odontología, farmacia y enfermería brindaron atención médica gratuita a 1,276 menores.

Adicionalmente, como apoyo a la seguridad alimentaria, Funazucar, en alianza con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), donó 42 toneladas métricas de azúcar, con lo cual benefició a más de 40,000 personas.

El azúcar proporcionada se incluyó en la ración alimentaria que el PMA entrega a la población vulnerable de 29 municipios de los departamentos de Choluteca, Valle, El Paraíso, Francisco Morazán, La Paz, Intibucá, Santa Bárbara y Lempira.

Tampoco se puede dejar de lado el proyecto Semillero Empresarial, cuyo objetivo es desarrollar opciones de empleabilidad en las comunidades cercanas a los ingenios azucareros y se basa en el desarrollo de capacidades de negocios entre los beneficiarios. Actualmente existen más de 70 microempresas funcionando, las cuales generan alrededor de 800 empleos.

La Fundación realiza donaciones de ropa, zapatos, arroz, misceláneos, muebles, frijoles a familias de escasos recursos de las zonas de influencia de los ingenios. Con el desarrollo de estos proyectos sociales Funazucar sigue fortaleciéndose como brazo solidario de la agroindustria azucarera hondureña.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *