El vicealcalde del Distrito Central, Juan Carlos García, presidió una ceremonia en la que contrajeron matrimonio civil 70 parejas de este municipio, como parte de una segunda etapa de las bodas gratis que tienen como objetivo promover y fortalecer la unión familiar.

Hace algunos meses la Corporación Municipal por iniciativa del alcalde Nasry “Tito” Asfura aprobó el desarrollo de los matrimonios gratuitos los primeros dos viernes del mes de diciembre y de febrero de cada año, para dar espacio a los interesados en unir sus vidas de manera formal a que lo hagan sin incurrir en gastos por los trámites en la comuna.

Luego de la invocación a Dios y el mensaje de bendición para hacer perdurar su alianza matrimonial, pronunciado por el sacerdote Rigoberto Velásquez, párroco de la iglesia Cristo Rey, de la colonia 21 de Octubre, de Tegucigalpa, el vicealcalde procedió a juramentar a los testigos.

Después de dar el “sí” ante la pregunta de si estaban dispuestos a casarse con su pareja, y conocer sus derechos y obligaciones como consortes, los contrayentes brindaron con espumoso champan y compartieron en un convivio ofrecido por las autoridades edilicias.

El vicealcalde animó a los esposos a tener una relación estable y de tolerancia para que su vínculo matrimonial perdure para siempre.

La intención de ampliar el programa “Bodas Gratis”, que tradicionalmente se ha venido celebrando en agosto, para llevarlo a cabo los primeros dos viernes de diciembre y febrero de cada año, es aprovechar el ambiente navideño y el mes del Amor y la Amistad, explicó García.

Añadió que “esto nos complace porque hemos visto que la gente se ha volcado a contraer nupcias, como se debe, formalmente” ya que hay parejas que se casan después de convivir en unión libre por muchos años.

“Hemos visto anteriormente y lo que nos da satisfacción a nosotros es que habido parejas que han tenido unión de hecho por varios años y debido a este tema de las bodas que tiene esta Corporación, han hecho que cierren el vínculo por medio del matrimonio”, apuntó.

Indicó que ser pareja no es fácil, pero hay que revestirse de paciencia y mantener la unidad para sostenerla, pues cuando se ama de verdad el hombre y la mujer se convierten en un solo ser, ya que “hay días buenos y días malos, como en todo, pero esos días malos hay que tratar de que sean cortos para que se vuelvan agradables después en la reconciliación matrimonial”.

Una de las parejas que contrajo nupcias después de convivir en unión libre durante 36 años, es la conformada por José Francisco Dalas y Blanca Lidia Oyuela, quienes han procreado tres hijos a quienes quieren servir de ejemplo con la decisión tomada, según manifestaron.

Con las bodas gratuitas los contrayentes se ahorran unos 350 lempiras que cuestan las boletas que extiende el Departamento de Matrimonios de la comuna.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *