El hombre fuerte de Los Zetas en el país era una pieza clave en el traslado de drogas desde América Central. Está detenido desde el 15 de mayo.

Jairo Estuardo Orellana Morales, de 36 años, fue atrapado en mayo de este año por la policía de Guatemala en una finca ubicada en Gualán, departamento de Zacapa.

“El Pelón” estaba escondido en la hacienda Beatriz desde que las autoridades guatemaltecas comenzaron a perseguirlo. La búsqueda terminó cuando agentes especiales rodearon la propiedad, que estaba a su nombre.

Entonces comenzó la balacera. El enfrentamiento se extendió durante varias horas, y dos secuaces del narco fueron abatidos. Luego de eso, Jairo Estuardo Orellana Morales se rindió.

En las últimas horas, la justicia le embargó 15 inmuebles. Sin embargo, ninguna de esas propiedades está a su nombre; sino que figuran familiares, entre ellos su esposa Marta Julia Lorenzana Cordón, hija del Patriarca Waldemar Lorenzana Lima, quien ya fue extraditado a Estados Unidos por tráfico de drogas.

De acuerdo a lo que informa Prensa Libre, de los bienes inmovilizados, 12 se ubican en Gualán; otro en Usumatlán, Zacapa; uno más a orillas del río Machaquilá, Poptún, Petén, y una casa en el condominio San Ángel, kilómetro 4, Chinautla.

Otro de los terrenos está a nombre de Fernando Orellana Villeda, quien murió de manera violenta el 9 de noviembre de 2012. Él era cuñado del narcotraficante y considerado gestor de negocios.

EL TRIBUNAL QUINTO DE SENTENCIA DEBERÁ RESOLVER LA PETICIÓN DE EXTRADICIÓN

El embargo de las propiedades es la primera medida que se ejecuta antes de empezar el proceso de extinción de dominio de los bienes que provengan del crimen organizado.

Después de esa medida cautelar, el Ministerio Público debe solicitar juicio y comprobar que los bienes fueron obtenidos de manera ilícita para extinguir el dominio de las propiedades y pasarlas a favor del Estado.

En cuanto al proceso penal, el mismo periódico publica que el Tribunal Quinto de Sentencia deberá resolver la petición de extradición.

El sindicado comenzó en el mundo del narcotráfico como guardaespaldas de Juancho León Lara -muerto en el 2008 en un turicentro de Zacapa, en un enfrentamiento con los Zetas- y de quien conoció rutas y contactos para el tráfico de drogas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *