En la operación de captura de los hermanos Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle Valle, los agentes de la unidad Tigres reportaron la incautación de menos dinero del que habían rescatado. Hay 50 implicados

El escándalo en Honduras salió a la luz luego de una investigación que reveló que el cuerpo policial que estuvo a cargo de la captura de los hermanos Valle Valle robó u$s 1.3 millones de la banda narco.

En la operación de captura de Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle Valle, los agentes de la unidad Tigres reportaron la incautación de 17 sacos cargados de dólares, quedándose los policías con dos sacos más que contenían u$s 1.3 millones.

De acuerdo a lo que informa La Prensa, un trabajo realizado por la Inteligencia de la misma unidad, determinó que en el agujero, donde los hermanos Valle enterraron el dinero en un bote grande de plástico, no había 17 sacos, sino 19.

Tras el hallazgo, los agentes, en una acción rápida para no ser descubiertos por los otros compañeros de dos unidades policiales que los apoyaban en la operación, tiraron a un matorral los sacos que contenían los 1.3 millones de dólares. Y con el botín que fue sustraído compraron vehículos, casas y hasta contrataron prostitutas.

En total, de los 19 fardos sólo se entregaron 17 a la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) para hacer un total de u$s11.287.870 del dinero encontrado en la operación de captura de los Valle.

El mismo periódico agrega que la Policía Nacional todavía indaga de qué manera los dos bultos de dinero que escondieron los policías fueron sacados de la montaña sin que fueran detectados por el resto de policías que participaron en la operación.

CINCO OFICIALES Y 45 AGENTES DE LA UNIDAD TIGRES ESTÁN SIENDO INVESTIGADOS POR LA IRREGULARIDAD

Cinco oficiales y 45 agentes de la unidad Tigres están siendo investigados por la irregularidad. Los policías que participaron en el presunto ilícito, informaron las autoridades policiales, se encuentran suspendidos de su actividad operativa.

Por su parte, Pompeyo Bonilla, ex ministro de Seguridad, afirmó que en medio de la situación bochornosa que envuelve a la unidad Tigres se rescata el trabajo de Inteligencia de la Policía.

“Hay que rescatar que de esta situación que apena a la Policía Nacional, es que se están poniendo los correctivos y que las oficinas de control y seguimiento muestran que están cumpliendo sus obligaciones y deberes de supervisar el trabajo de los policías en estos operativos”, dijo el ex funcionario a La Prensa.

Según Bonilla, ese trabajo de Inteligencia da esperanzas de que las cosas se hacen como se deben. “Si se muestra algo irregular, Inteligencia funciona, y es lo que se está dando, que debe darnos esperanzas. La confianza se gana cuando suceden estos actos indecorosos”, concluyó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *