El Presidente Juan Orlando Hernández calificó de “lamentable e indignante la conducta de estas autoridades, a quienes se ha confiado la seguridad, pero se cumplió con el cometido de capturar a ese grupo de personas que cometieron delitos”, sobre el proceso judicial que se realizará a los efectivos de la Fuerza Tigres acusados de apropiarse de algunos montos de dólares confiscados a una familia del occidente del país.

“Este fue una captura y un descubrimiento del mismo grupo de inteligencia hondureño, por un lado indigna, pero por otro reconocemos que hay otros que a pesar de las amenazas, dicen que no se deben cometer esos delitos y están dispuestos a hacer bien su trabajo. Ahora debemos ponerlos a la orden de la justicia”, indicó el mandatario.

“Di instrucciones de judicializar a todos los que estén involucrados”, dijo de manera determinante para luego expresar: Aquí en Honduras tenemos que terminar con la impunidad, caiga quien caiga…”.

También el Presidente refirió que “Hay que cuidar muchos aspectos de este tema y de la investigación y no sabemos si solo fueron policías, oficiales o gente de otras latitudes, recuerden que fue un operativo en una montaña, lo importante es que ahora a pesar de las amenazas, había un grupo que decidió que iba a denunciar las cosas que no se estaban haciendo bien”.

Hizo énfasis especial al repetir: “Tenemos que seguir atacando la impunidad, caiga quien caiga”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *