El Presidente Juan Orlando Hernández entregó este miércoles, al Congreso Nacional, el proyecto de la Ley de Protección y Seguridad Social que abarcará el 95 por ciento de los hondureños que no han gozado de derechos acceso a vivienda, a una jubilación y pensión digna y préstamos a bajos intereses para los microempresarios y emprendedores.

De esa forma serán beneficiados obreros, microempresarios, comerciantes no formales, campesinos, barrenderos, transportistas, lustrabotas, zapateros, maestros, periodistas, sacerdotes y pastores, entre otros.

En el marco del Día de los Derechos Humanos, el Mandatario, en conferencia de prensa en el Palacio Legislativo, afirmó: “Qué momento más especial para que el Consejo Económico y Social de Honduras, instancia tripartita entre empresarios, obreros y Gobierno le entregue al Congreso Nacional el consenso al que se ha llegado”.

Explicó que con esa iniciativa se está protegiendo los derechos humanos de segunda generación, como son la salud, el acceso a vivienda, a una jubilación y pensión digna y préstamos a bajos intereses para los microempresarios y emprendedores.

“Vengo a decirle al Congreso que es un paso fundamental para el país, es hacer justicia pues cada uno de los vendedores, comerciantes no formales que están en los mercados o en las calles, así como el paletero, los que venden tortillas, comidas, los periodistas, camarógrafos y fotógrafos y los sacerdotes y pastores tengan acceso a una protección social, a un sistema que permita dar préstamos personales, para vivienda, salud, una pensión y jubilación digna”, apuntó.

Sumó, además, que esto ofrecerá a los hondureños la oportunidad de tener una casa para pagar a 20 o 30 años, con intereses módicos, que signifique a la par una pensión una vez que haya concluido de pagar el inmueble.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *