Tegucigalpa. La secretaria de Salud, Yolani Batres, aclaró hoy que dos de las 16 unidades sanitarias que permanecen cerradas en el departamento de Olancho por no tener un código de salud, abrirán sus puertas el próximo año para ofrecer una atención de calidad a los usuarios de esa localidad.

Batres explicó que esos centros fueron construidos con el apoyo de la cooperación externa y no fueron planificados conjuntamente con la Secretaría de Salud, razón por la que no cuentan con el recurso humano necesario para entrar en funcionamiento.

En ese sentido, la doctora Batres indicó que “para que un centro de salud se aperture debe tener una estructura presupuestaria, dado que el recurso humano necesita ser remunerado en tiempo y forma”.

Sin embargo, explicó que para ampliar la cobertura de atención en la zona, Salud destinará un presupuesto para lograr abastecer con insumos, equipamiento y demás logística a estos centros que brindarán una atención de calidad a la población.

Tras sacar a la luz esta buena noticia para los olanchanos, Batres dijo que “tenemos un gran reto, y hasta el momento vamos bien. Las autoridades han hecho un buen trabajo, y el 98 por ciento obtenido en la evaluación presidencial nos avala”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *