En unos ocho millones de lempiras está valorado el total de productos elaborados a base de pólvora que fueron decomisados durante las fiestas de Navidad y fin de año en diferentes sectores de la capital, informaron las autoridades de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC).

Los inspectores del Juzgado de Policía de la comuna con apoyo de especialistas del cuerpo de Bomberos, procedieron este lunes a incinerar los últimos artefactos confiscados en los operativos realizados a finales del año pasado en el marco de la campaña “Navidad sin pólvora”, valorados en alrededor de 30 mil lempiras.

El primer decomiso de la temporada se produjo el segundo día de iniciados los operativos de rastreo, el 11 de noviembre, cuando se encontró una gran cantidad de explosivos valorados en unos 600 mil lempiras, en una vieja cuartería que sirve como bodega en la sexta avenida, entre tercera y cuarta calles, a inmediaciones de los mercados de Comayagüela.

Unas semanas después, el 3 de diciembre, las autoridades locales con colaboración de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), la Policía Municipal y Nacional, incautaron 2.5 millones de lempiras en cohetes de todo tamaño que estaba en poder del empresario José Padilla.

En esa ocasión los operativos se efectuaron en la cadena de tiendas Base Honduras, propiedad de Padilla, en la esquina opuesta al instituto Hibueras, cuarta avenida de la ciudad gemela de Tegucigalpa, así como su vivienda ubicada en el sector 4 de la colonia Cerro Grande, donde explotó un vehículo de lujo y un remolque cargados de producto, de los cuales también era su dueño.

La pólvora estaba empacada cuidadosamente en 487 cajas, por lo que fue necesario utilizar se utilizaron dos volquetas y un pick up de la municipalidad para trasladarlos hasta el sector 8 de la colonia en referencia, donde fue incinerada.

Las otras confiscaciones se realizaron durante las celebraciones de la Navidad y fin de año en diversas zonas de la ciudad, especialmente en los alrededores de los mercados, manifestó el jefe operativo del juzgado, Lorenzo Sánchez.

Detalló que aunque los decomisos se realizaron a partir de noviembre, los operativos de vigilancia comenzaron desde octubre, con la finalidad de evitar la venta de estos artefactos que en muchas ocasiones se convierten en la pesadilla de los niños al resultar quemados y con mutilaciones debido a su manipulación.

La campaña “Navidad sin pólvora” es apoyada por las autoridades de la AMDC, encabezadas por el alcalde municipal, Nasry “Tito” Asfura, para hacer conciencia en la población capitalina sobre el peligro que constituye el uso de este producto que ha dejado marcados de por vida a decenas de menores.

Para este año se espera que la ciudadanía reflexione y que ya vaya dejando atrás esa vieja costumbre de quemar cohetes en la temporada navideña y así evitar accidentes.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *